Yoga

Tamaño de texto

JORNADAS EN SEMANA SANTA

Yoga en la naturaleza de Tafí del Valle

El maestro Anant Singh enseñó la importancia de saber respirar y de desarrollar la conciencia. El recital del sitarista Sergio Burgakov fue el broche de oro de tres días de silencio y paz interior, en la imponente naturaleza de los valles.

El maesttro Singh dictó durante tres días clases de yoga.
ver galería

“Primero comienza a darte cuenta que estás respirando, después aprende a respirar. Cuando logras aquietar el ritmo interno es porque aprendiste a respirar, a partir de ahí todo va a ir mejorando. El Prana (respiración consciente) tiene la capacidad de regenerar, así como las plantas tienen la facilidad de absorber prana por eso les cortan las hojas y se regeneran. La capacidad de absorber prana en Yoga se llama Pranayama Yoga. La respiración es el combustible que se necesita, por eso es lo más importante”, enseñó el maestro Anant Singh en las jornadas de Yoga que se realizaron durante Semana Santa en la imponente naturaleza de Tafí del Valle, en el marco de las actividades organizadas por el Ente Tucumán Turismo.

Explicó que debemos respirar siempre por la nariz porque este órgano es el filtro necesario para que llegue el aire a nuestros pulmones lo más limpio posible. Para ello, se realizaron ejercicios de Pranayama Yoga: Respiración diafragmática y Respiración rítmica.

La finalidad del Yoga es la unificación de nuestros cuerpos físico, mental y espiritual, debido a esto el Yoga nos lleva a tener un cuerpo más sano, y el secreto para ello –reveló- está en la columna vertebral. “Por la columna vertebral baja toda la red nerviosa, influyendo en todo el cuerpo. Si tiene una columna tensa, toda la red nerviosa va a estar tensa. El yoga apunta a mover la columna, trabaja sobre esta para que se relaje. La columna se tensa tanto  que terminan apareciendo las tan conocidas hernias de disco. El trabajo del yoga es lograr que la columna no tome una mala postura, busca la elasticidad y movimiento de la columna”, señaló.

No podemos hablar de Yoga sin hablar de  Conciencia. El maestro explicó a los participantes que la conciencia que existe en la mayoría de las personas es todavía muy limitada, porque estamos pendientes de cosas sin importancia como el niño está pendiente del chupete porque su mundo termina ahí.

“Usted puede tener cincuenta años, ha crecido pero no ha desarrollado la conciencia. Sigue exigiendo como el niño exige el chupete, cuando no le dan lo que exige, llora como un niño o se deprime”, comparó y agregó que cuando la conciencia se abre, nos damos cuenta del presente, de lo precario que es el momento. Nos damos cuenta que estamos viviendo en un mundo muy precario, recordándonos la reciente experiencia del terremoto y tsunami en Japón.

Siguiendo con la consigna de experimentar el silencio y la paz interior, se vivió la experiencia del Nidra Yoga, que llevó a los alumnos a un estado profundo de relajación. El maestro explicó que todo el yoga sigue un hilo de quietud, y para experimentarlo se armonizaron las energías con el sonido de los cuencos de cuarzo tibetanos.

El broche de oro de estas jornadas fue la presencia del reconocido sitarista Sergio Bulgakov, quien brindó un concierto especialmente diseñado para la experiencia del silencio y la paz interior. Deleitó a los presentes con el sonido de  Bhairava Raga , esta Raga se toca en las mañanas, para adquirir tranquilidad.
 

IMPORTANTE: Los Comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.