Yoga

Tamaño de texto

DESDE EL CORAZÓN

Un día del niño diferente

Todos desde su lugar aportaron el servicio para que la jornada pudiera desarrollarse con alegría y armonía.

El pasado sábado la Fundación Yoga y Plenitud de Vida realizó una jornada de actividades para agasajar a los niños en la Biblioteca Manuel Belgrano, ubicada en 25 de Mayo 1350. Se realizaron diferentes actividades para los niños: taller de música, taller de cocina, armado de títeres, pintura de mandalas, y distintos juegos recreativos. También les servimos un desayuno de chocolate con facturas y un almuerzo vegetariano de hamburguesas de soja y pizzas. Además se repartieron juguetes y golosinas.

La Fundación agradece a los alumnos del Centro de Yoga Conciencia y Plenitud de Vida del maestro Anant Singh por todos los donativos recibidos. En la conferencia del sábado, el maestro Anant decía a sus alumnos, los niños son niños, no importa que sean ricos o pobres, eso es una circunstancia. El niño con poco recurso no puede acceder a ciertas cosas, regalarle algo es lindo, el que tiene posibilidad de acceder, hay que enseñarle a compartir, es ese nuestro deber.

Si uno les enseñara a compartir, tendríamos seres humanos más felices, una sociedad distinta, con seres generosos. Hay situaciones que les toca vivir a cada uno, sea rico o pobre y al compartir vamos a sentir una cierta igualdad. Cuando uno quiere hacer un trabajo social, el recurso más preciado es tu corazón, si usted no lo hace, tal vez sea porque es mezquino con usted mismo. El trabajo social también se lo puede considerar karma yoga,servicio o seva, se trata de compartir al margen de tener o no tener. Tenemos que desarrollar esa capacidad de servicio, simplemente compartir, mucho o poco, al margen de la condición social.

Desarrollar más la conciencia en lo que estamos haciendo, para que suceda lo que vimos en este festejo del día del niño, donde cada uno aportó lo que sabe. Los que saben música se encargaron de que los niños canten y bailen, los que saben de cocina, le enseñaron a preparar bombones de avena y dulce de leche, los que saben de mandala les enseñaron a pintarlos. Todos desde su lugar aportaron el servicio para que la jornada pudiera desarrollarse: desde cocinar y servir a los niños hasta la limpieza de las instalaciones. Namaste

IMPORTANTE: Los Comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.