Sabiduría de la India

Tamaño de texto

MANTRAS Y PURIFICACIÒN

Recibimos la sutil fragancia de la primavera

El domingo 21 de septiembre recibimos en nuestro Centro de Yoga la nueva estación de la naturaleza en un ambiente purificado por el fuego de la Terapia Homa.

En un ambiente purificado por el fuego de la Terapia Homa y al ritmo de los mantras pudimos percibir la sutil fragancia de la primavera, durante el encuentro que realizamos el domingo 21 de septiembre en nuestro Centro de Yoga.

Como nos dijo el maestro Anant Singh, el Yoga nos conecta con lo natural sincronizándonos con el ritmo de los ciclos de la naturaleza. Es así que a las 19.15 (hora de la puesta del sol) encendió la pirámide donde se consume el fuego sagrado dando inicio con el canto de un mantra ancestral la ceremonia del Homa.

“Los mantras son vibración que nos sincronizan con nuestro Ser y alinean nuestros centros de energía (chakras). Al repetir los mantras surge una energía buena y sale todo lo que nos aprisiona, como la angustia. Angustia viene de la palabra angosto, que tiene condimentos muy fuertes como el no ser aceptados y que las cosas no salgan como uno quisiera. A su vez la angustia es la antesala de la depresión, que es la impotencia total”, explicó el maestro.

El Yoga nos ayuda a salir de esos estados a través de la apertura del pecho y de la flexibilidad de la columna. “La columna erguida nos da la capacidad de valernos de nuestra propia energía y su flexibilidad a tener mucha independencia”, enseñó.

Durante la ceremonia, el maestro comenzó a arrojar el arroz, considerado el alimento más noble de la tierra, en el fuego sagrado invitando luego a los participantes a hacerlo en un acto de ofrenda a la Divinidad.

Luego, al finalizar esta experiencia espiritual que nos llenó de energía y armonía disfrutamos de un rico té de hierbas y jengibre.
 

IMPORTANTE: Los Comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.