Música Devocional

Tamaño de texto

KIRTAN Y MEDITACIÓN

Los mantras están escritos en el corazón

El maestro Anant Singh enseñó que al repetir mantras nos liberamos del pensamiento y volvemos a encontrarnos con nuestra naturaleza.

 Sintiendo en el corazón el sonido de los cantos védicos comenzamos a disfrutar la sutil fragancia de los mantras en el inicio del Kirtan y Meditación que dirigió el maestro Anant Singh el sábado pasado en nuestro Centro de Yoga. 

“Toda la pronunciación de los mantras está escrita en el corazón, mientras está cantando, va recordando  y liberándose de los pensamientos. La capacidad de sacarse los pensamientos y de despertar  el silencio, es la conciencia. De pronto ves tu cabeza llena de obligaciones y lo más triste es que nada es para vos, para tu Ser. Cuando uno repite mantras vuelve a encontrarse”, dijo el maestro, en el marco del cierre del curso de Introducción al Yoga que dictó durante dos semanas. 

Explicó que los pensamientos obstruyen los canales sutiles de energía (nadis), como la grasa que bloquea las venas; y  los mantras tienen la función de limpiar esos canales sutiles liberándolos del pensamiento.

“Lo más lindo es que se den cuenta que están vivos. Después va a despertar la parte más importante: la Conciencia de la autorrealización. Aquí entienden por realizarse el tener un título, una casa, una pareja, lo material, pero no un trabajo interno. Autorrealizarse es cuando se libera de las cosas que no van y empieza a disfrutar. Cuando despierta la conciencia de autorrealización comienza a disfrutar lo poco que tiene y no se asusta porque sabe que todo lo puede perder. Si no despierta la conciencia, está la angustia. Sienten que se les escapa algo, que no puede manejar una situación, o que no se siente realizado; eso les genera angustia”, enseñó y recordó que la angustia es el mal de estos tiempos, porque la mayoría le teme a la soledad y a la muerte.

“Cuando –continuó- va a una terapia es para plantear: “¿por qué me hacen esto a mí?¿Por qué el mundo se ensañó conmigo?”. No hay un trabajo hacia uno mismo y la culpa de todo lo que me pasa es de afuera. El yoga hace al revés y te dice “ocupate de vos”. Toda la energía que ocupás en “culpar al mundo” es tirada a la basura, esa energía ocupala en vos y vas a tener capacidad de disfrutar, y vas a ser útil para vos y para toda la humanidad. El yoga hace que te des cuenta de tu real naturaleza”.

Al finalizar la conferencia, mientras los participantes hacían algunas preguntas al maestro, disfrutamos de un sabroso té de la India (Chai) y de ricos y saludables dulces.
 

IMPORTANTE: Los Comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.