Alimentación Natural

Tamaño de texto

ALIMENTACIÓN CONSCIENTE

Comer en colores es más sano y divertido

Los colores básicos de las frutas y verduras son blanco, verde, naranja, amarillo, rojo y violeta o morado.Te contamos sus beneficios.

Cada grupo de color en los alimentos tiene una combinación específica de nutrientes que nos ayudan a estar mejor cada día.
agrandar imagen

Los alimentos naturalmente coloridos como los vegetales y las frutas contribuyen a una alimentación saludable ya que aportan vitaminas, minerales, fibras, hidratos, proteínas y otros componentes bioactivos. Además las frutas y verduras de colores son las mejores fuentes naturales de antioxidantes para la alimentación.

Los antioxidantes, como la vitamina C y E,  no solo cumplen una función de protección celular sino que también contribuyen a darles a las frutas y verduras los sabores y colores que las distinguen y que difieren según el color. Así, los pigmentos que hacen rojos a los tomates y anaranjados a las zanahorias en realidad son indicadores, parcialmente, de diferentes antioxidantes y otros componentes bioactivos que contienen

La naturaleza usa el color entonces no solo para anunciar las verduras y frutas más deliciosas sino que también nos ayuda a escoger una alimentación variada que contenga todos sus beneficios.
Los colores básicos son blanco, verde, naranja, amarillo, rojo y violeta. Cada grupo de color en los alimentos tiene una combinación específica de nutrientes que nos ayudan a estar mejor cada día. No hace falta que pongamos todos los colores de una vez en el plato. Lo importante es que a lo largo de toda la semana comamos alimentos de colores diferentes.

Comer en blanco
¿Por qué?: los alimentos de color blanco son ricos en fitoquímicos, como la alicina, un potentísimo antioxidante, y en potasio. Se encuentra en frutas como la chirimoya, el melón en su parte blanca, pera, banana. Entre las verduras, coliflor, champiñón, papa, espárragos blancos, puerro,.
Nos ayudan: a reducir los niveles de colesterol, disminuir la presión arterial, prevenir la diabetes de tipo II

Comer en naranja y amarillo
¿Por qué?: el color naranja o amarillo indica que son alimentos ricos en beta-caroteno (pro-vitamina A), vitamina C, potasio y ácido fólico. Es el caso del zapallo plomoo brasilero,  calabaza, zanahoria, mandarina, mango, naranja y níspero.
Nos ayudan: a tener una buena visión, mantener una piel sana y reforzar nuestro sistema inmunitario.

Comer en verde
¿Por qué?: los alimentos de color verde son ricos en luteína, potasio, vitaminas C y K y ácido fólico. Entre las frutas verdes, destaca la palta, kiwi y uva verde. Entre las hortalizas, acelga, brócoli, arvejas, espárrago verde y espinaca.
Nos ayudan: por su alta cantidad en ácido fólico, son muy importantes durante el embarazo para reducir el riesgo de malformaciones fetales, mientras que la luteína es un potente antioxidante que se encuentra en las hortalizas de hoja verde y que ayuda a mantener una buena visión.

Comer en rojo
Por qué: el rojo indica que son ricos en poderosos antioxidantes, como los fitoquímicos licopeno y antocianinas. Es el caso de la cereza, frambuesa, fresa, granada, manzana roja y sandía. Y entre las hortalizas, pimiento rojo, remolacha, rábano y tomate.
Nos ayudan: a tener una mejor salud cardiovascular, mantener una buena memoria, disminuir el riesgo de cáncer y disminuir el riesgo de enfermedades del sistema urinario.


Comer en violeta o morado
Por qué: son ricos en antioxidantes y fitoquímicos. Sobre todo, arándanos, ciruelas, higos, maracuyá, moras y uvas negras. Y entre las hortalizas, berenjena, col, lombarda y remolacha.
Nos ayudan: a combatir el envejecimiento, disminuir el riesgo de algunos tipos de cáncer, mantener la salud del tracto urinario y preservar la memoria.
 

IMPORTANTE: Los Comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.