Calidad de Vida

Tamaño de texto

LÁMPARAS DE SAL DEL HIMALAYA

Armoniza tu entorno

Son creadas con piedras de sal del Himalaya. Equilibran las energías y purifican el aire del ambiente, gracias a la emisión de iones negativos. Son beneficiosas para reducir el estrés y combatir las enfermedades respiratorias.  

Las lámparas emiten iones negativos y armonizan el ambiente.
agrandar imagen

Ante el avance vertiginoso de la tecnología, la mayoría de las personas vive  en un ambiente invadido por las computadoras, equipos de música, celulares y televisión, entre otros tantos artefactos, y todos ellos emanan iones positivos que desequilibran el ambiente natural y producen alteraciones en el sistema nervioso de las personas.

Las lámparas de sal del Himalaya ayudan a contrarrestar ese desequilibrio energético o contaminación electromagnética que produce la tecnología, ya que armonizan el entorno y purifican el aire del ambiente, gracias a la emisión de iones negativos. Estos equilibran las energías y transmiten sensaciones de bienestar, representando así la energía de la naturaleza.

Por ello, son beneficiosas, principalmente, para la relajación, reducir la sensación de fatiga y estrés y, para contrarrestar los problemas respiratorios y de alergias.

Los más recientes estudios científicos demuestran que las lámparas de cristal de sal pueden aumentar el número de iones negativos hasta en un 300%. En la naturaleza, estos iones se originan por medio del viento, la luz del sol, las cascadas, las tempestades o la lluvia.

Las lámparas de sal son creadas artesanalmente perforando una piedra de sal extraída del Himalaya, en la cual se introduce una lámpara incandescente de manera que, gracias a las propiedades ópticas del mineral, se ilumina en su totalidad.

Según la antiquísima sabiduría del Feng Shui, el arte milenario chino que estudia la armonía entre la luz, los colores, la simetría y la distribución de los espacios, la luz disuelve las energías negativas y atrae la fuerza vital, ayudando a las personas a mejorar su calidad de vida.

Los iones son moléculas cargadas de electricidad y se dividen en positivos y negativos. En las ciudades hay un exceso de iones positivos, mientras que en el campo y en las sierras abundan los negativos.
 

IMPORTANTE: Los Comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.