Alimentación Natural

Tamaño de texto

DESINTOXICACIÓN (*)

Obesidad o hinchazón

Muchos creen que tienen kilos de más pero en realidad están hinchados. Dos técnicas fáciles para empezar a desintoxicarse. 

El cuerpo reconoce con mayor facilidad los alimentos naturales.
agrandar imagen

Es muy común confundir obesidad con hinchazón, cuando lo primero es una enfermedad y lo segundo es una consecuencia de la mala combinación de los alimentos.Seguramente el paladar es quien manda en nuestra forma de alimentarnos,  sin darnos cuenta lo que provoca la combinación química de los alimentos. De hecho, esa mala combinación  provoca una alteración en nuestro organismo. Entonces, este se resiente y se confunde porque  al verse hinchado cree que está satisfecho.

Y lejos de dejar el hábito, se lo fomenta más. Nuestro organismo es como una caldera donde los alimentos se diluyen para su mejor digestión y uno de los grandes errores es tomar agua fría después de comer, porque eso hace que el poder energético de los alimentos no sea bien asimilado. Por ello, lo más recomendable es tomar un té tibio o la tradicional sopa o caldo después de comer. Este hábito provoca la buena asimilación de los alimentos. En realidad no se busca bajar de kilos, sino desintoxicarse.

Por lo general, en nuestro centro se realizan una o dos veces al año cursos de desintoxicación que consisten en comer durante una semana determinados alimentos  naturales que se ingieren según  su color, para culminar en un ayuno. Ser consciente de la alimentación es el primer paso para tener una mejor calidad de vida.

Lo importante es la desintoxicación y la purificación y, los beneficios son múltiples: la piel se rejuvenece, los órganos descansan y las toxinas se eliminan fácilmente.

En estos cursos también se enseña la terapia del calor a través de los baños con vapor, como el sauna.
Una técnica sencilla para desintoxicarse es colocarse fajas plásticas en determinadas zonas del cuerpo que presentan tejidos adiposos, acompañado a una actividad física.

Otra, muy usada en el ayurveda (medicina milenaria de la India), es tomar cada media hora un pocillo de agua caliente. Eso derrite la grasa acumulada, de la misma manera que ocurre cuando se lava con agua caliente una olla con grasa.

Por eso, en nuestro Centro,  antes de enseñar una dieta se marca la importancia de la desintoxicación.
Cuando el cuerpo está intoxicado, más busca intoxicarse porque ya no reconoce los alimentos naturales.

Por ello, muchos dicen que no pueden parar de comer. Un ejemplo claro es el del dulce de leche,  que lleva un proceso de elaboración química. Podrás comer varias cucharadas  y  el cuerpo no sentirá el rechazo. No pasa lo mismo con la miel (alimento natural). Si pruebas una cucharada tu cuerpo apreciará todo el gusto y sentirá que es suficiente, pero si son varias, sentirás el rechazo.

La época ideal para desintoxicarse son las medias estaciones como el otoño y la primavera, porque el cuerpo está en transformación como la naturaleza misma.

En realidad, el planteo puede estar en que muchas personas comen con malas combinaciones y supuestamente, no  les pasa nada. Es como el que fuma, en los primeros años no se sienten mal, pero las consecuencias vienen después. El organismo en sí mismo es perfecto, puede tener una capacidad de tolerancia por un largo tiempo pero en algún momento estallan las consecuencias.

(*) Este tema continuará en nuestra próxima edición.
 

IMPORTANTE: Los Comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.