Meditación

Tamaño de texto

UN OASIS EN TU RUTINA

Una técnica sencilla para meditar en casa

Te contamos una técnica sencilla para practicarla  todos los días en tu hogar. Esto te ayudará a aquietar tu mente y a sentir paz interior.

La meditación es establecerse en el silencio y en el presente.
agrandar imagen

Experimentar la meditación profunda no se logra de un día para el otro y requiere de un intenso trabajo interno, pero puedes empezar por practicar una técnica sencilla que te llevará a calmar tu mente.

Elige un lugar de tu casa en el que puedas estar en silencio. Se recomienda poner una alfombrilla y un almohadón para que logres que la columna esté lo más recta posible. Siéntate  en postura de loto, es decir con las piernas cruzadas, las manos en Gian Mudra (las manos sobre las rodillas, uniendo el dedo índice con el pulgar) y los ojos cerrados.

La técnica consiste en tomar conciencia de la respiración, en hacerla lo más suave, profunda y rítmica posible. Así, cuando la respiración se hace consciente puedes acceder al flujo de prana (energía vital). El primer paso es tomar profundamente prana, retener un poco y luego exhalar y así sucesivamente hasta llegar a cincuenta respiraciones.

Si te olvidas el número de la respiración que sigue porque te has distraído, tienes que comenzar desde el principio. Mientras tomes y sueltes prana, repite el mantra OM, esto lo ayudará a aquietar la mente.

Es normal que en los primeros días sientas que se acalambran mucho las piernas, pero con una práctica constante verás que eso desaparece. Antes de iniciar cada meditación, trata de tener el estómago lo más vacío posible.

Anímate a sentir tu silencio interior y cuéntanos tu experiencia. 
 

IMPORTANTE: Los Comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.