Meditación

Tamaño de texto

YOGA NIDRA

Relájate para recuperar tu energía

Practicar Yoga Nidra ayuda a personas con  trastornos de sueño o  insomnio a recuperar la energía y a tener un mejor sueño. Una hora de esta relajación equivale a cuatro horas de sueño reparador.

Se recomienda practicar Yoga Nidra antes de acostarse, o en momentos de cansancio extremo, para lograr retomar el equilibrio y la paz interior.
agrandar imagen

El Yoga Nidra es un tipo de meditación y relajación profunda creada por Swami Satyananda Paramahamsa, en la cual se siguen instrucciones mentalmente en la postura shavasana (recostados, ojos cerrados, palmas hacia arriba, pies levemente separados) para lograr una relajación más profunda.

Es un estado entre la vigilia y el sueño, cuyo propósito es penetrar en el subconsciente para lograr que la mente y cuerpo se relajen, por lo que es importante mantenerse despierto para poder tomar conciencia del efecto que se produce al estar completamente relajados.

A veces dormimos como un acto mecánico, sin tomar conciencia de que la mente también se tiene que relajar así como lo hace el cuerpo al dormir. Cuando esto no se logra despertamos como si no hubiésemos dormido nada. Tomar conciencia mentalmente y practicar Yoga Nidra, ayuda a personas con trastornos de sueño o  insomnio a recuperar la energía y a tener un mejor sueño.

Una hora de Yoga Nidra equivale a cuatro horas de sueño reparador. Es por ello que se recomienda su práctica antes de acostarse, o en momentos de cansancio extremo, para lograr retomar el equilibrio que nos desconecta del estrés diario y nos da un tiempo de relajación y paz interior, aliviando tensiones musculares, emocionales y mentales. Si es practicado antes de acostarse, se consigue  un sueño más profundo y reparador. Si es realizado en cualquier momento del día, es beneficioso para retomar energías, como método anti-estrés y también como técnica de meditación.

Cómo es la práctica

La práctica comienza tomando conciencia de los sonidos exteriores e interiores; esto conduce al efecto contrario que es el aquietar la mente. Para ello se utilizan técnicas de visualización, ejercicios con los sentidos y respiración, rotación mental de las partes del cuerpo y el Sankalpa, que es una resolución o frase corta, con un pensamiento positivo o algo que se quiera modificar de nuestra conducta, algo personal que se repite tres veces mentalmente al principio y al final de la relajación, induciendo al subconsciente luego de varias prácticas, cuando la mente está más receptiva a lograr conseguir el propósito.

Al comienzo es recomendable realizar el Yoga Nidra bajo las instrucciones de un guía o profesor, si se tiene facilidad también se puede utilizar una grabación de una sesión de Yoga Nidra para luego escucharla y practicarla desde el hogar, y cuando ya se logra la práctica y se tiene más conocimiento de esta, se puede realizar de manera personal, dando las instrucciones mentalmente como se realiza en una meditación personal. Cualquier forma es válida, pero hay que tener en cuenta que no hay que quedarse dormido.

Al lograr un Yoga Nidra profundo, la conciencia se suspende periódicamente, lo que provoca que algunas personas dicen no haber escuchado las instrucciones por completo, pero sienten que tampoco se habían quedado dormidas, esto es que la conciencia se alterna entre el subconsciente y el inconsciente. Es en este momento cuando la mente se puede conducir a pensamientos positivos que nos ayuden a la autorrealización personal, corrigiendo los patrones negativos que existen en nuestra mente, y es por ello que el uso del Sankalpa es tan importante mantenerlo por un periodo prolongado y usar la misma frase o resolución, para que se pueda lograr modificar ese patrón en nuestro cerebro.

En nuestro Centro se pueden acordar sesiones especiales de Yoga Nidra para personas con trastornos de sueño, estrés, tensiones emocionales y mentales, avanzando hacia el equilibrio físico y mental llegando a conseguir una mejor calidad de vida.
 

IMPORTANTE: Los Comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.