Yoga

Tamaño de texto

ME SIENTO BIEN...PRACTICO YOGA

“Me descubrí viva,¡tengo una vida!”

Natalia Liz Sleiman practica yoga desde hace cuatro años en nuestro centro y nos cuenta su experiencia. Tiene 34 años, es docente y contadora.  “Me descubrí viva,¡tengo una vida! La respiro y la siento, evoluciono con ella, la disfruto a cada segundo”, nos relata.

Practicar Yoga ha contribuido a mi salud física y mental. Las posturas tienen el efecto de unificarme en el presente, estar atenta a lo que hago, a la respiración, a cada parte de mi cuerpo. Experimento la capacidad de observación, de atención. Con las posturas siento que todo mi cuerpo respira, me siento impregnada de aire.

Me di cuenta que Yoga es una forma de vivir, es todo. Cuando empecé lo hice con las posturas y desaparecieron las contracturas, las lumbalgias, los mareos, el cansancio físico. Fueron cambiando mis hábitos alimenticios, ya no como cualquier cosa. Al ir incorporando la respiración, luego la meditación y el silencio, es como si mi familia también se estuviera impregnando de esa felicidad. Es como si el paisaje de mi vida hubiera adquirido una luz que atraviesa todo, y no es el paisaje, soy yo misma.

A diario se presentan situaciones ante las cuales me observo en la no-reacción, y si este estado de reacción aparece, se disipa con mi observación, eso se traduce en una paz interna muy auténtica, sin opuestos. A través de las posturas, pranayama, la meditación y los mantras me he descubierto, e iniciado este camino de unificación y abundancia que sólo lo da la espiritualidad, el Ser Uno Mismo, lo que ya soy.  Me descubrí viva, ¡tengo una vida!  La respiro y la siento, evoluciono con ella, la disfruto a cada segundo. Y por ello estoy muy agradecida!

Sat Nam 

IMPORTANTE: Los Comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.